Estás utilizando un navegador obsoleto

Es posible que debido al navegador que estás usando, algunas páginas de esta web no se vean de manera óptima, por lo que te recomendamos que utilices Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11. Muchas gracias.

Soluciones prácticas de bricolaje, reparación y tratamiento de superficies.

Tal vez sea porque hemos sufrido décadas de gotelés, picados y texturados en las casas de nuestra infancia, pero lo cierto es que hoy en día poca gente que se embarque en una remodelación baraja, para las paredes, otra opción que no sean las superficies lisas y, a poder ser, de colores claros. ¡Vivimos en la era del total white!

En alguna ocasión nosotros hemos reivindicado desde este blog aquellos estilos de decoración que casi han caído en el olvido, como los estucados y las veladuras, de los que ya hablamos en su día en este post. Hoy queremos centrarnos un poco en uno de esos estilos: el acabado rústico.

El estilo rústico consiste en presentar una superficie ondulada, como si el plaste que recubre la pared hubiera sido aplicado de forma descuidada. Es un descuido aparente claro, pues en realidad hay gran regularidad en las ondulaciones. Una pared que presentase muchos ‘bultos’ en uno de sus lados y muy pocos en otros, daría una muy mala impresión. La cosa, por lo tanto, tiene su arte.

Para llevar a cabo este trabajo vamos a utilizar un Aguaplast del que no habíamos hablado hasta ahora: Aguaplast Rústico. Si no lo encontráis en vuestra tienda de bricolaje, podéis encargar que os lo traigan. O mejor aún, podéis descargaros la App de Beissier y saber cuál es el punto de venta más cercano a vuestra posición en el que tienen este y cualquier otro producto de Beissier. Tened en cuenta, eso sí, que como Aguaplast Rústico es un producto pensado para cubrir grandes superficies, únicamente se comercializa en sacos de 15 kilos, ¡así que aparcad cerca de la puerta!

¿Todo listo? Pues empecemos.

¿Que te parece? ¿Te atreves a sacrificar las paredes lisas de una estancia de casa para probar algo nuevo? O mejor dicho… ¡algo viejo?

 

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

¡Qué tendrá la moda que nunca se está quieta! Lo que ayer nos parecía maravilloso, hoy se nos antoja un horror, mañana será vintage y pasado… ¡estará otra vez de moda! Puede que no ocurra con todo, pero está claro que sucede con muchas cosas. ¿Quién sabe? ¡Tal vez en unos años nos matemos por tener toda la casa al gotelé!

El caso es que hoy hemos decidido hablar de algunos estilos decorativos para paredes que, si bien ya no se llevan apenas, es posible, quién sabe, que tengan un futuro brillante; el insondable mecanismo de las tendencias tiene la última palabra.

¿Qué os parece? ¿Creéis que veremos resurgir alguno de estos viejos estilos de sus cenizas en un futuro próximo?

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todo aficionado al bricolaje sabe que, antes de pintar cualquier superficie, ya sea una pared, un techo, un mueble o una barandilla, es necesario aplicar una imprimación. Pero ¿te has preguntado alguna vez por qué es tan importante este paso? A continuación te explicamos algunas de las grandes ventajas que ofrecen las imprimaciones.

En conclusión, más que ser algo recomendable, una buena imprimación es algo fundamental si queremos un buen acabado y, sobre todo, un resultado duradero. Ahora que ya conoces sus ventajas, sólo te queda escoger la imprimación adecuada. ¡Estate atento porque próximamente hablaremos de ello!

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hoy os traemos una idea muy original para dar a un mueble de madera un acabado absolutamente único. El proceso es válido para mesillas, mesas de centro o auxiliares, cajas (como en nuestro caso) y, en general, para cualquier mueble de madera al que queramos dar un aire distinto.

La idea consiste en aplicar una capa de Aguaplast Masilla Plástica a sobre la superficie para darle un acabado parecido a la melamina, aunque en este caso es mate y mucho más vistoso. Estos son los pasos a seguir.

Ya tenéis un mueble (¡o una caja) completamente original. ¿Qué opináis del resultado?

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies cuando un usuario navega por sus páginas web. Las cookies utilizadas por el sitio web son ficheros enviados a un navegador web a través de un servidor web para registrar las actividades de los usuarios en el sitio web y permitir que más fluida, navegación personalizada. Privacidad

Aceptar