Estás utilizando un navegador obsoleto

Es posible que debido al navegador que estás usando, algunas páginas de esta web no se vean de manera óptima, por lo que te recomendamos que utilices Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11. Muchas gracias.

Soluciones prácticas de bricolaje, reparación y tratamiento de superficies.

¿Recordáis los tiempos en los que después de pintar tocaba limpiarse las manos con un buen chorretón de aguarrás? ¿Os acordáis de aquel olor y esa sensación de aspereza? Menos mal que los tiempos cambian; y en este caso, para bien.

Quienes últimamente hayáis intentado limpiaros las manos con aguarrás después de utilizar una moderna pintura plástica o al agua, habréis comprobado que no sirve de nada. Es más, la cosa empeora.

¿Significa eso que estamos condenados a exfoliarnos la mano con el cepillo para sacar las manchas más incrustadas? Pues no, porque por suerte ahora tenemos el Gel Limpiador de Manos de Beissier.

Ahora bien ¿por qué utilizar un producto específico pudiendo usar jabón? Pues bien, ahí van tres buenas razones.

Para empezar porque el Gel Limpiador de Manos de Beissier desincrusta lo mismo manchas de pintura que de alquitrán, restos de cola, grasas… ¡así que es posible que os veáis usándolo más a menudo de lo que pensáis!

Además, desincrusta las manchas con facilidad. Al fin y al cabo, no se trata de estrenar una capa de piel nueva cada vez que pintáis… ¡es preferible que la que ya lleváis puesta se vea limpia!

Y no es solo que al disolver las manchas vayáis a evitaros tener que frotar como locos, es que además la fórmula del Gel Limpiador de Manos respeta el equilibrio de la piel y evita que se irrite.

¿Convencidos? ¿No? Entonces solo os queda probarlo.

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

¿Alguna vez has pintado los techos de un baño interior o de un trastero, sólo para ver cómo a los pocos meses aparecían manchas? Es muy habitual que en las estancias húmedas, oscuras, poco ventiladas y de alta condensación proliferen mohos, hongos y algas, que son los responsables de ese ennegrecimiento de la pintura. El problema no es sólo estético, lo cierto es que estos microorganismos, además de oscurecer la pared y degradar la pintura, pueden provocar problemas de salud y reacciones alérgicas.

En este blog ya hemos hablado a menudo de productos específicos que combaten los microorganismos, como Fungistop o Limpiador Quita Moho, pero la verdad es que, si sabemos que una estancia es susceptible de presentar este problema, es mejor prevenirlo a tener que combatirlo más adelante.

El Aditivo con Conservante Anti-moho de Beissier es un producto de fácil dosificación y homogeneización que se añade a cualquier pintura plástica de interior o exterior y que evita la aparición de hongos, bacterias y algas. Sus efectos son duraderos, funcionado como un conservante de las propiedades de la pintura. Por lo demás, las características del producto, como el color, la densidad y el tiempo de secado, no se ven en absoluto afectadas.

Es importante señalar, eso sí, que la pintura ‘enriquecida’ con el aditivo debe ser aplicada sobre una superficie libre de microorganismos, por lo que si te dispones a repintar una habitación en la que estos ya han aparecido, deberás tratarla previamente con Quita Moho.

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hay un punto crítico al final de todo trabajo de bricolaje que separa el éxito total del fracaso en diferido. Hablamos de ese momento en el que, con la obra ya terminada, perdemos inercia y, en lugar de limpiar bien todas las herramientas, las guardamos de cualquier manera porque “ya las limpiaré otro día…”

El resultado suele ser la desagradable sorpresa de encontrarse las brochas echadas a perder por la pintura seca y las espátulas llenas de pegotes o de óxido; cosa que inevitablemente termina con un viaje al centro de bricolaje más próximo para comprar herramientas nuevas y con ese sábado por la mañana que habíamos planeado dedicar al nuevo trabajo, totalmente desaprovechado.

Esto es algo que no debe volver a ocurrir. Cualquier bricolador que se precie cuida de sus herramientas con mimo, tanto si son un caro taladro percutor como si son dos brochas o una espátula básicas. Dicho esto, hablemos de limpiar herramientas…

Por último, recuerda que debes guardar todas las herramientas perfectamente secas. Especialmente, claro, las que tienen partes metálicas que puedan sufrir problemas de óxido.

tags

Comentarios de otros usuarios:

pintores madrid dice:

Al final de todo el proceso de limpieza de brochas, un maestro pintor me dijo que el cuando ya estaban limpieza les echaba un poco de mistol para lavarlas y enjaguarlas.

Bricopared responde:

Hola,
Para lavar brochas, pinceles y rodillos, nosotros recomendamos Limpión , pero en cualquier caso, nos apuntamos el consejo. ¡Gracias!
Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cómo puedo eliminar los mohos que me han salido en la pared? Es una pregunta que recibimos frecuentemente. Pues con este producto vamos a dar la respuesta correcta a dicha pregunta.

Fungistop es un producto que existe hace ya muchos años, pero ahora está disponible en un formato aún más fácil de utilizar, ya que viene envasado en un tubo que cuenta con una esponja aplicadora, y el producto tiene ahora la consistencia de un gel. Así pues, para emplearlo, basta con abrir el tubo y aplicarlo directamente, pasando la esponja aplicadora sobre los mohos que queramos eliminar. Por lo demás las ventajas del Fungistop siguen siendo las mismas que hasta ahora:

  • Elimina hongos, mohos y algas, y su efecto perdura en el tiempo.
  • Es incoloro, y no altera el color del fondo, no lo decolora en absoluto.
  • Es un desinfectante de superficies para aplicarlo antes de ser pintadas. Se puede aplicar sobre todo tipo de superficies salvo madera: pinturas, plásticas, esmaltes, revocos, fibrocemento, cemento, yeso,…
  • Es un producto al agua, respetuoso con el medio ambiente.

 

Por último, te recomendamos que, si tienes pensado pintar la superficie después de aplicar Fungistop, utilices la pintura Lisomat Anticondensación, con la que evitarás futuros problemas de humedad por condensación. Eso sí, ¡no la apliques hasta que el Fungistop haya secado completamente!

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies cuando un usuario navega por sus páginas web. Las cookies utilizadas por el sitio web son ficheros enviados a un navegador web a través de un servidor web para registrar las actividades de los usuarios en el sitio web y permitir que más fluida, navegación personalizada. Privacidad

Aceptar