Estás utilizando un navegador obsoleto

Con el fin de ofrecer la mejor experiencia a nuestros visitantes que utilizamos el corte borde de desarrollo web          técnicas que requieren un navegador moderno. Para ver esta página, por favor utilice Google Chrome, Mozilla Firefox o          Internet Explorer 11 o mayor

Soluciones prácticas de bricolaje, reparación y tratamiento de superficies.

Hay un punto crítico al final de todo trabajo de bricolaje que separa el éxito total del fracaso en diferido. Hablamos de ese momento en el que, con la obra ya terminada, perdemos inercia y, en lugar de limpiar bien todas las herramientas, las guardamos de cualquier manera porque “ya las limpiaré otro día…”

El resultado suele ser la desagradable sorpresa de encontrarse las brochas echadas a perder por la pintura seca y las espátulas llenas de pegotes o de óxido; cosa que inevitablemente termina con un viaje al centro de bricolaje más próximo para comprar herramientas nuevas y con ese sábado por la mañana que habíamos planeado dedicar al nuevo trabajo, totalmente desaprovechado.

Esto es algo que no debe volver a ocurrir. Cualquier bricolador que se precie cuida de sus herramientas con mimo, tanto si son un caro taladro percutor como si son dos brochas o una espátula básicas. Dicho esto, hablemos de limpiar herramientas…

Por último, recuerda que debes guardar todas las herramientas perfectamente secas. Especialmente, claro, las que tienen partes metálicas que puedan sufrir problemas de óxido.

tags

Decoración Manchas Reparación

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies cuando un usuario navega por sus páginas web. Las cookies utilizadas por el sitio web son ficheros enviados a un navegador web a través de un servidor web para registrar las actividades de los usuarios en el sitio web y permitir que más fluida, navegación personalizada. Privacidad

Aceptar