Estás utilizando un navegador obsoleto

Es posible que debido al navegador que estás usando, algunas páginas de esta web no se vean de manera óptima, por lo que te recomendamos que utilices Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11. Muchas gracias.

Soluciones prácticas de bricolaje, reparación y tratamiento de superficies.

Hace poco os contábamos cómo podíais hacer unos originales portavelas con plaste. Para ello os dijimos que podíais emplear como molde cualquier recipiente de plástico, barro o cristal. Ahora bien, existía el problema de que se debía poder acceder al interior del molde para introducir el noyo, o incluso para verter el plaste correctamente.

Pero he aquí que algunos de los moldes más bonitos que podemos emplear provienen de botellas de vidrio. Esto es así porque los fabricantes de licores y refrescos ponen mucho interés en conseguir botellas únicas y originales. Por eso hoy os traemos este sencillo truco para cortar vidrio. Así no solo conseguiréis portavelas más originales, además ganaréis una excusa para asaltar el mueble bar. Eso sí, para poner en práctica este truco tendréis que emplear fuego, ¡así que no lo hagáis nada más haber “vaciado” la botella!

Para este truco sólo necesitaréis alcohol de desinfectar (graduación por encima de 90º), un hilo de algodón o de cualquier otro material absorbente, un mechero y un balde de agua bien fría. ¡Empecemos!

Comentarios de otros usuarios:

Manuel Jesús dice:

Aportan Ideas muy prácticas para “reciclar” objetos y darles otras utilidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cuando nos proponemos pintar una pared, una de las primeras cosas que debemos hacer es evaluar el estado de la pintura anterior. Si está en mal estado, corremos el riesgo de que, al aplicar la nueva pintura encima, aquella acabe por desprenderse y se lleve por delante todo nuestro trabajo.  A continuación te desvelamos un sencillo truco con el que podrás valorar si se puede o no repintar sobre la pintura anterior, siempre, eso sí, que se trate de pinturas plásticas lisas.

Recuerda que este truco sólo funciona con pinturas plásticas lisas. Para probar la adherencia de picados y gotelés deberás rascar con una espátula. En cuanto a las pinturas al temple, basta con frotar un paño húmedo sobre la superficie de la pared. En ambos casos, si la pintura sale con demasiada facilidad, no cabe duda de que conviene retirarla antes de pintar de nuevo.

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todo bricolador que se precie se ve obligado de vez en cuando a sacar el taladro; una herramienta que asusta a muchos, pues no ofrece segundas oportunidades. Al fin y al cabo, todos tenemos “un amigo que tiene un amigo” que alguna vez partió una baldosa del baño intentando colgar una jabonera, o que picó una conducción de agua en lo que prometía ser una operación sencilla para colocar un cuadro.

Pues bien, hoy te ofrecemos algunos consejos de lo más útil para que, la próxima vez que tengas que utilizar el taladro, todo acabe felizmente. Toma nota:

tags

Comentarios de otros usuarios:

jose francisco perez j dice:

excelente pagina para quienes somos caseritos y laboriosos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Es común que algunas paredes de nuestro hogar muestren una superficie ligeramente texturada, sin llegar a considerarse gotelé.

Por ejemplo, si hemos aplicado pintura plástica muy espesa, a rodillo o brocha, es normal que la pared muestre  pequeñas irregularidades que afean la superficie de la misma. (Si quieres saber si la pintura de tu cuarto es plástica o temple, prueba el truco de nuestro artículo sobre cómo quitar el gotelé). Otro problema que puede afectar a la textura de la pared son los restos de pintura y cola que quedan tras quitar el papel pintado. Si decidimos pintar encima sin arreglarla antes, los relieves se pondrán de manifiesto.

Sea cual sea tu caso, si quieres dejar la pared totalmente lisa y como nueva tan solo tienes que seguir los siguientes pasos:

 

 

¡Ya está! Ahora podremos repintar la pared del color que más nos guste. Te recomendamos echarle un vistazo a nuestro artículo sobre cómo pintar la pared de una habitación.

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies cuando un usuario navega por sus páginas web. Las cookies utilizadas por el sitio web son ficheros enviados a un navegador web a través de un servidor web para registrar las actividades de los usuarios en el sitio web y permitir que más fluida, navegación personalizada. Privacidad

Aceptar