Estás utilizando un navegador obsoleto

Es posible que debido al navegador que estás usando, algunas páginas de esta web no se vean de manera óptima, por lo que te recomendamos que utilices Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11. Muchas gracias.

Soluciones prácticas de bricolaje, reparación y tratamiento de superficies.

Ocurre a menudo en las casas antiguas que cuando tratamos de restaurar una pared nos encontramos con materiales muy antiguos como adobe o pinturas al temple antiguo, que se hacía a base de colas vegetales y animales. Es muy probable que estos materiales, que seguramente ya hayan aguantado lo suyo, presenten a estas alturas una muy baja adhesión y un aspecto pulverulento, de manera que será muy difícil trabajar sobre ellos.

Por eso es necesario actuar de manera distinta a como lo haríamos en una pared normal y corriente. En estos casos es necesario consolidar la pared y trabajarla evitando aportar demasiada agua y tensión sobre ella. De lo contrario podríamos tener problemas como desprendimientos de material, fisuras por retracción o ampollamientos.

Por suerte Beissier tiene un sistema específico para estos casos y, además, es bien sencillo. Estos son los pasos que debemos seguir:

Y ya lo tenemos, una pared perfectamente restaurada. Para finalizar, podemos pintar sobre la capa de Beta 92 con cualquier pintura de nuestro gusto.

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

¿Alguna vez has pintado los techos de un baño interior o de un trastero, sólo para ver cómo a los pocos meses aparecían manchas? Es muy habitual que en las estancias húmedas, oscuras, poco ventiladas y de alta condensación proliferen mohos, hongos y algas, que son los responsables de ese ennegrecimiento de la pintura. El problema no es sólo estético, lo cierto es que estos microorganismos, además de oscurecer la pared y degradar la pintura, pueden provocar problemas de salud y reacciones alérgicas.

En este blog ya hemos hablado a menudo de productos específicos que combaten los microorganismos, como Fungistop o Limpiador Quita Moho, pero la verdad es que, si sabemos que una estancia es susceptible de presentar este problema, es mejor prevenirlo a tener que combatirlo más adelante.

El Aditivo con Conservante Anti-moho de Beissier es un producto de fácil dosificación y homogeneización que se añade a cualquier pintura plástica de interior o exterior y que evita la aparición de hongos, bacterias y algas. Sus efectos son duraderos, funcionado como un conservante de las propiedades de la pintura. Por lo demás, las características del producto, como el color, la densidad y el tiempo de secado, no se ven en absoluto afectadas.

Es importante señalar, eso sí, que la pintura ‘enriquecida’ con el aditivo debe ser aplicada sobre una superficie libre de microorganismos, por lo que si te dispones a repintar una habitación en la que estos ya han aparecido, deberás tratarla previamente con Quita Moho.

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pintar una estancia, o incluso toda la vivienda, es uno de los trabajos que más se animan a hacer los bricoladores por sí mismos. Es un trabajo que parece sencillo ¿verdad? Pero lo cierto es que pintar tiene su arte y no son pocos los conocimientos que un pintor profesional atesora a lo largo de los años, por no hablar de la técnica, que no se estudia ni se adquiere de un día para otro…

A la hora de la verdad, una mala preparación de la base, una elección incorrecta del tipo de pintura o el empleo de una producto de baja calidad puede dar lugar a una serie de defectos en el resultado final. Hoy, en lugar de daros unos consejos previos para evitar esos defectos, como hacemos habitualmente, vamos a hacer el proceso inverso; es decir, vamos a ver cómo diagnosticar los desperfectos en la pintura para identificar su origen.

Hay otros desperfectos posibles, aunque estos que os hemos expuesto son los más habituales ¿Habéis sufrido alguna vez un problema de este tipo?

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un incendio, por pequeño que sea y por muy rápido que lo extingamos, suele dejar dos marcas muy duraderas en una estancia: olor y manchas de hollín.

Ambos son difíciles de eliminar con una limpieza convencional; el olor puede permanecer durante meses aunque ventilemos constantemente, y las manchas de hollín reaparecen una y otra vez por más capas de pintura que apliquemos encima. En cambio un par de productos de Beissier, empleados en el orden correcto, pueden suponer una solución mucho más rápida. Os contamos cómo:

Una vez que la última mano de Climasano esté seca, ya tendremos la estancia lista para ser ocupada de nuevo. Este sistema post-incendios de Beissier ha sido probado con éxito en varias ocasiones y ha demostrado ser el remedio más rápido para dejar una estancia que haya sufrido un pequeño incendio en condiciones de volver a ser ocupada. Claro que, ¡esperemos que no tengáis que utilizarla jamás!

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies cuando un usuario navega por sus páginas web. Las cookies utilizadas por el sitio web son ficheros enviados a un navegador web a través de un servidor web para registrar las actividades de los usuarios en el sitio web y permitir que más fluida, navegación personalizada. Privacidad

Aceptar