Estás utilizando un navegador obsoleto

Es posible que debido al navegador que estás usando, algunas páginas de esta web no se vean de manera óptima, por lo que te recomendamos que utilices Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11. Muchas gracias.

Soluciones prácticas de bricolaje, reparación y tratamiento de superficies.

En Bricopared hemos hablado en varias ocasiones del Aguaplast Super Reparador y prácticamente cada vez para un tipo de aplicación distinto. Y es que el Super Reparador es un plaste especialmente versátil que lo mismo te sirve para cubrir azulejos, como para reparar grandes desperfectos en paredes o para crear artículos de lo más variados con moldes. Pero más que hablar de sus posibles aplicaciones, tal vez lo más útil sea reseñar sus características para que vosotros podáis decidir para qué trabajos podéis utilizar el Aguaplast Super Reparador. Una pista: ¡vale para casi todo!

Todo esto hace del Aguaplast Super Reparador uno de los productos a los que más a menudo recurrimos en Bricopared.

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Seguramente, si hiciéramos una encuesta entre bricoladores exigentes (si es que algún bricolador no lo es), descubriríamos que tres de las cualidades que elevan a un plaste de interior a la categoría de excelente son la polivalencia, la adherencia y la rapidez. O sea, que seguramente confirmaríamos que Aguaplast Express está muy arriba en el ranking de vuestros plastes favoritos. Y es que precisamente esas tres son las características más destacables del Aguaplast de la caja negra.

Así que, si todavía no lo conoces, apúntate su nombre: Aguaplast Express. Te garantizamos que la próxima vez que necesites un plaste, este estará a la altura de las circunstancias.

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A veces, cuando nos disponemos a reparar una pared a la que no hemos prestado atención en mucho tiempo, nos encontramos con una superficie tan deteriorada que no vale con enlucir y pintar. Descubrimos entonces que es necesario emprender un trabajo de mayor envergadura. La buena noticia es que, si eres un poco mañoso y el daño está bastante localizado, no será necesario que recurras a profesionales. Pero ¿de qué tipo de desperfecto estamos hablando?

Hablamos, por ejemplo, de paredes que han sufrido algún tipo de filtración prolongada que ha pasado inadvertida hasta que, con el tiempo, ha acabado deteriorando los materiales que recubren la pared. Un problema muy habitual en trasteros.

También es el caso de las paredes que presentan yeso muerto. El yeso muerto aparece cuando se ha utilizado demasiada agua en la mezcla de yeso, o bien cuando la humedad ambiente era tal en el momento en el que éste fue aplicado que, al no poder evaporar el agua que contenía, acabó “pudriéndose”.

Ambos problemas dan lugar a paredes blandas que parecen desmenuzarse con solo rascar un poco con una espátula (a veces, incluso con los dedos). A menudo, la pintura ya se ha desprendido de la superficie de la pared cuando reparamos en el problema. Muchas veces ha formado burbujas… ¿Y qué debemos hacer en entonces? Un recrecido. ¿Qué?

Que no cunda el pánico, vayamos por partes…

Ahora ya puedes decir con orgullo que eres un bricolador avanzado. ¿A que no ha sido tan difícil?

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hoy te traemos una idea muy original con la que podrás hacer tus propias lámparas colgantes de “cemento”, que lucirán muy bien sobre una isla o península de cocina. Se trata de un trabajo muy sencillo y el resultado es, sencillamente espectacular. Para llevarlo a cabo sólo necesitarás dos botellas de plástico (una de 1,5l y la otra de 500ml), un casquillo estándar para bombillas, cable y funda de trenzada para cables, un par de tornillos y un estuche de Aguaplast Fijación. En cuanto a herramientas, te va a hacer falta una sierra (preferentemente una sierra circular eléctrica), un taladro, lija y un cúter. Pero vayamos por partes…

¡Ya lo tienes! Ahora sólo tienes que colocarle una bonita bombilla tipo Edison y buscar un punto de luz.

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies cuando un usuario navega por sus páginas web. Las cookies utilizadas por el sitio web son ficheros enviados a un navegador web a través de un servidor web para registrar las actividades de los usuarios en el sitio web y permitir que más fluida, navegación personalizada. Privacidad

Aceptar