Estás utilizando un navegador obsoleto

Es posible que debido al navegador que estás usando, algunas páginas de esta web no se vean de manera óptima, por lo que te recomendamos que utilices Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11. Muchas gracias.

Soluciones prácticas de bricolaje, reparación y tratamiento de superficies.

Un solo escalón puede ser en ocasiones un gran obstáculo; y no necesariamente sólo para personas con movilidad reducida. Ese dichoso peldaño de la entrada puede convertirse en una auténtica molestia si tenemos que salvarlo todos los días con un cochecito de niño o con un carro de la compra cargado.

Hoy os vamos a enseñar un sencillo método para construir una pequeña rampa de exterior. Nada demasiado ambicioso, tan solo una pequeña pendiente que salve uno, o dos escalones, a lo sumo. Esto es importante, pues el proceso para construir una rampa mayor es muy diferente y mucho más complejo. Dicho esto, comencemos.

Después de 24 o 36 horas, por fin, podemos retirar el encofrado, pues el hormigón estará perfectamente seco y duro. Un barrido enérgico con el escobillón para retirar el polo sobrante y ¡listo! Ya tenemos nuestra rampa acabada.

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Hay una pregunta que soléis hacernos a menudo: “¿Existe un Aguaplast que se pueda aplicar en la calle?”. Suponiendo que utilizáis la palabra Aguaplast porque buscáis las características que todos conocemos: fácil aplicación, secado rápido, buen acabado y lijabilidad, tenemos buenas noticias que daros: la respuesta es SÍ.

Aguaplast Exterior es exactamente eso, un plaste especialmente diseñado para soportar las inclemencias de la intemperie y funcionar sobre materiales más duros que los de interior (hormigón, cemento, piedra…).

Veamos los pasos que tendríais que dar para, por ejemplo, reparar una pequeña grieta en una fachada.

Y ya está. Como ves ¡es tan fácil usar Aguaplast fuera como dentro de casa!

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generalmente, el mantenimiento y restauración de fachadas no es algo que incumba a un bricolador. Sin embargo, hay ciertas reparaciones de exterior que un buen manitas sí puede acometer. Y de entre esos trabajos para bricoladores avanzados, tal vez el más delicado sea el de la restauración de voladizos de balcones.

Los voladizos, es decir, la parte inferior de los balcones, son elementos que sufren muchas tensiones debido al peso que deben soportar, y en ocasiones también vibraciones. Por eso, a veces nos encontramos con fisuras o con los bordes dañados. Estos son los pasos que debemos seguir para reparar ese tipo de desperfectos.

¡Listo! Recuerda que en este tipo de reparaciones, si nadie te felicita es que lo has dejado perfecto y que, por lo tanto, lo has hecho bien.

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El mantenimiento de los elementos exteriores de una casa no es una cuestión de mero interés estético. La mayoría de ellos, como las barandillas y los vierteaguas tienen una función de protección y por eso es recomendable estar siempre al tanto de su estado. Evitaremos así males mayores.

Hoy vamos a ver cómo hacer pequeñas reparaciones “en moldura”, ya sean golpes en los bordes de un vierteaguas o trozos desprendidos del pasamanos de una barandilla de cemento. Cuando decimos reparaciones “en moldura”, nos referimos a un trabajo que, lejos de consistir en rellenar una grieta o un agujero, incluye la reconstrucción de un ángulo. Hablamos, en cualquier caso, del tipo de trabajo que requiere un desperfecto cuando lo cogemos a tiempo, no de una gran obra como puede ser la reparación del voladizo de un balcón.

Para este tipo de pequeñas reparaciones en ángulo vamos a utilizar Aguaplast Super Reparador, un plaste muy adherente y lo suficientemente sólido como para poder mantener la forma sin descolgarse, lo que resulta muy útil para reparar formas sin utilizar moldes.

Una vez que el plaste haya secado completamente, puedes imprimar y pintar todo el elemento de nuevo. Ten en cuenta que hablamos de elementos exteriores, ¡así que recuerda escoger una pintura apta para exterior!

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies cuando un usuario navega por sus páginas web. Las cookies utilizadas por el sitio web son ficheros enviados a un navegador web a través de un servidor web para registrar las actividades de los usuarios en el sitio web y permitir que más fluida, navegación personalizada. Privacidad

Aceptar