Estás utilizando un navegador obsoleto

Es posible que debido al navegador que estás usando, algunas páginas de esta web no se vean de manera óptima, por lo que te recomendamos que utilices Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11. Muchas gracias.

Soluciones prácticas de bricolaje, reparación y tratamiento de superficies.

La espuma de poliuretano es un material muy útil para rellenar huecos y sellar aislamientos. Cada vez se utiliza más en bricolaje doméstico. Cuando colocamos puertas en block, por ejemplo, es muy útil para rellenar los huecos entre el marco  el precerco. También podemos utilizarla para sellar huecos en los tambores de las persianas (que son unos terribles puentes térmicos), o incluso bajo las jambas de las propias ventanas.

Si nunca alguna vez has utilizado espuma de poliuretano y no has prestado la suficiente atención, es posible que te hayas encontrado con la desagradable sorpresa que el  producto rebosa por todas partes. Y es que una de las cualidades de la espuma de poliuretano es la enorme capacidad de expansión que tiene. Tanta que, como norma general se recomienda no rellenar más del 30% del espacio que queremos sellar.

Si ves que te ocurre esto, ahí va un consejo para deshacerte de la espuma que rebosa.

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Te puede interesar

Cuando nos proponemos pintar una pared, una de las primeras cosas que debemos hacer es evaluar el estado de la pintura anterior. Si está en mal estado, corremos el riesgo de que, al aplicar la nueva pintura encima, aquella acabe por desprenderse y se lleve por delante todo nuestro trabajo.  A continuación te desvelamos un sencillo truco con el que podrás valorar si se puede o no repintar sobre la pintura anterior, siempre, eso sí, que se trate de pinturas plásticas lisas.

Recuerda que este truco sólo funciona con pinturas plásticas lisas. Para probar la adherencia de picados y gotelés deberás rascar con una espátula. En cuanto a las pinturas al temple, basta con frotar un paño húmedo sobre la superficie de la pared. En ambos casos, si la pintura sale con demasiada facilidad, no cabe duda de que conviene retirarla antes de pintar de nuevo.

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Retirar tacos de fijación es más sencillo de lo que parece. Olvídate de utilizar taladros y demás parafernalia, bastará con una escarpia del mismo diámetro del taco y un poco de paciencia.

¡Con un poco de maña y paciencia, cualquier taco acaba saliendo!

tags

Comentarios de otros usuarios:

pintores madrid dice:

Pues si es cierto se quitan así, pero decir tiene que hay que tener cuidado ya que muchas veces la pared esta floja, gracias al agujero que habíamos hecho antes, puede pasar que casi es mejor dejarlo dentro, solo habría que cortarlo y luego taparlo, no se otara nada, ya que en muchos casos al tirar nos traemos un trozo de pared o rampemos el azulejo que ya estaba agrietado, un saludo.

Bricopared responde:

Efectivamente, a veces es mejor dejar el taco en su sitio, empujarlo ligeramente y cubrirlo con Aguaplast.

Todo bricolador que se precie se ve obligado de vez en cuando a sacar el taladro; una herramienta que asusta a muchos, pues no ofrece segundas oportunidades. Al fin y al cabo, todos tenemos “un amigo que tiene un amigo” que alguna vez partió una baldosa del baño intentando colgar una jabonera, o que picó una conducción de agua en lo que prometía ser una operación sencilla para colocar un cuadro.

Pues bien, hoy te ofrecemos algunos consejos de lo más útil para que, la próxima vez que tengas que utilizar el taladro, todo acabe felizmente. Toma nota:

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies cuando un usuario navega por sus páginas web. Las cookies utilizadas por el sitio web son ficheros enviados a un navegador web a través de un servidor web para registrar las actividades de los usuarios en el sitio web y permitir que más fluida, navegación personalizada. Privacidad

Aceptar