Estás utilizando un navegador obsoleto

Es posible que debido al navegador que estás usando, algunas páginas de esta web no se vean de manera óptima, por lo que te recomendamos que utilices Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11. Muchas gracias.

Soluciones prácticas de bricolaje, reparación y tratamiento de superficies.

Retirar tacos de fijación es más sencillo de lo que parece. Olvídate de utilizar taladros y demás parafernalia, bastará con una escarpia del mismo diámetro del taco y un poco de paciencia.

¡Con un poco de maña y paciencia, cualquier taco acaba saliendo!

tags

Comentarios de otros usuarios:

pintores madrid dice:

Pues si es cierto se quitan así, pero decir tiene que hay que tener cuidado ya que muchas veces la pared esta floja, gracias al agujero que habíamos hecho antes, puede pasar que casi es mejor dejarlo dentro, solo habría que cortarlo y luego taparlo, no se otara nada, ya que en muchos casos al tirar nos traemos un trozo de pared o rampemos el azulejo que ya estaba agrietado, un saludo.

Bricopared responde:

Efectivamente, a veces es mejor dejar el taco en su sitio, empujarlo ligeramente y cubrirlo con Aguaplast.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

 

En ocasiones queremos reparar algún desperfecto en la pared de forma rápida, bien porque disponemos de poco tiempo o porque pretendemos alisar y reparar la pared con rapidez antes de pintarla.

Arreglar

Por lo tanto, si eres un bricolador sin tiempo para nada o un manitas recién iniciado te recomendamos que utilices Aguaplast Pluma, una masilla ya preparada de textura esponjosa que te resultará muy sencilla de aplicar.

Lo primero que necesitas saber es a qué problema te enfrentas: ¿agujero o grieta? Si se trata de lo segundo, sigue los pasos previos que te explicamos en este artículo.

A la hora de tapar el desperfecto, tan solo necesitarás una espátula. Aplica la cantidad de masilla que creas oportuna sobre la herramienta y deslízala en un ángulo aproximado de 40 grados con la pared. Notarás que el desperfecto se rellena, dejando lisa la superficie. Si aún así no has conseguido tapar completamente el agujero o la grieta, vuelve a aplicar más cantidad y realiza el paso anterior de nuevo.

Tapar agujeros

Si después de rellenar notas que la masilla se ha salido por los lados o muestra relieves, no te preocupes. Este producto es de muy fácil lijado, por lo que podrás pulir la superficie dejándola como nueva.

Si la superficie a reparar es muy pequeña, como un agujero de chincheta, puedes aplicar algo de masilla con el dedo, procurando que se introduzca en el interior, para luego lijarla una vez seca.

Aguaplast Pluma puede ser aplicado tanto en exteriores como en interiores, por lo que es ideal para recorrer tu casa reparando los desperfectos que encuentres. ¡Esa esquina rota del salón, los agujeros tras retirar los cuadros o la pared agrietada de la terraza ya tienen solución.

Una vez reparada la pared puedes aplicar una mano de pintura casi inmediatamente después del arreglo, por lo que te resultará muy útil para una reparación rápida e incluso para el bricolaje de fin de semana.

Pintura textura

Así de sencillo es conseguir renovar tu casa en unos pocos minutos. ¡Ya no tienes excusa para no ponerte a ello!

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En ocasiones es necesario asegurar un elemento a la pared exterior de forma que quede fijado permanentemente, como en el caso de soportes de antenas, postes, cajas eléctricas, etc.

Para este tipo de proyectos necesitaremos un plaste o masilla que sea capaz de fraguar rápidamente, con el fin de que pueda soportar el peso del anclaje en el menor tiempo posible.

Barandilla

Para conseguir un anclaje sólido y resistente, solo tienes que seguir estos pasos:

 

Si necesitas colocar más soportes, simplemente vuelve a realizar estos pasos de nuevo. ¡Listo! Ya puedes colocar el elemento que quieras fijar bien sean barandillas, soportes de antena o postes.

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las paredes de casa también pueden ayudarte a ganar algo de espacio y saber dónde dejas tus cosas. Los colgadores de llaves son un excelente método para mantenerlas cerca, en lugar de tenerlas esparcidas por la habitación. Además, si los colocas cerca de la puerta de entrada de tu hogar nunca se te olvidarán. Puedes tener tu propio colgador sin tener que renunciar al estilo, es mucho más sencillo de lo que crees.

Para empezar, busca el tipo de colgador que más te guste. Si eres un manitas y ponerte manos a la obra es uno de tus hobbies, ¿qué tal si creas el tuyo propio? Esto te permitirá adaptar el estilo del colgador al conjunto de tu casa, además de construir exactamente lo que necesitas y según tus gustos. Nosotros te mostramos una alternativa para montar un colgador, pero tú puedes usar los elementos que creas oportunos para construir el tuyo propio.

Como base necesitaremos un tablón o lámina de madera. Puedes dejarla al natural o darle una mano de pintura del color que más te guste.  Recuerda que, según tus preferencias, puedes utilizar tonos blancos y neutros para integrar este elemento en la pared o, por el contrario, optar por colores vivos u oscuros si quieres dotar de relevancia a este elemento.

A continuación, coloca los colgadores que más te gusten sobre la tabla. Puedes adquirirlos fácilmente en cualquier ferretería o centro de bricolaje.

A la hora de fijar el colgado a la pared utilizaremos Fija Todo, un método mucho más fácil que los clavos y las chinchetas.

Desliza la boquilla del producto sobre la tabla, bien en zigzag, mediante puntos de producto ligeramente separados o expandiendo el material con una espátula. Cuando hayas hecho esto, coloca el elemento sobre la pared. Puedes ayudarte con un nivel o mediante marcas en la pared. Recuerda que tienes un tiempo de corrección para colocarlo justo como deseas.

Limpia los restos que hayan podido salirse de los bordes de la tabla con un paño húmedo. Tras 24 horas, Fija Todo habrá alcanzado sus propiedades finales y podrás hacer uso de tu nuevo colgador de llaves. ¡Disfrútalo!

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies cuando un usuario navega por sus páginas web. Las cookies utilizadas por el sitio web son ficheros enviados a un navegador web a través de un servidor web para registrar las actividades de los usuarios en el sitio web y permitir que más fluida, navegación personalizada. Privacidad

Aceptar