Estás utilizando un navegador obsoleto

Es posible que debido al navegador que estás usando, algunas páginas de esta web no se vean de manera óptima, por lo que te recomendamos que utilices Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11. Muchas gracias.

Soluciones prácticas de bricolaje, reparación y tratamiento de superficies.

Cuánto nos gusta la madera en todas sus formas y en cualquier lugar. Ya sea en suelos, muebles, paredes, ¡o incluso en techos!, la madera siempre queda bien. Hoy os traemos un truco con el que podéis conseguir un acabado muy atractivo, más natural, a las superficies de madera. Es un truco que vale incluso para recuperar la madera oculta bajo capas de pintura. Se trata del cepillado al alambre.

Como sabéis, la veta de la madera no es más que la imagen de los anillos del árbol,  y formará distintos diseños dependiendo de si se ha llevado a cabo un corte transversal, radial o tangencial. En cualquier caso, tanto la veta como los nudos están compuestos de fibras de mayor dureza que la madera que hay a su alrededor, y esta es una propiedad de la que nos vamos a valer en el cepillado al alambre.

El cepillado al alambre consiste en repasar una superficie de madera con un cepillo de cerdas metálicas, de manera que la veta y los nudos, al ser más duros, se desgastan menos que la madera circundante. Se consigue así una superficie estriada, formada por crestas y valles, que resulta muy atractiva. Al ser un tratamiento abrasivo, con un cepillado al alambre también podemos, como ya hemos dicho, retirar pintura antigua a la vez que conseguimos este acabado tan particular.

resultado de un cepillado al alambre

Para cepillar al alambre podemos utilizar un cepillo manual de cerdas metálicas, pero lo más sencillo es utilizar un cepillo de disco para taladro. De la presión que ejerzamos dependerá que el efecto sea más o menos marcado. Sólo hay que tener en cuenta dos cosas:

  •      El cepillado debe hacerse en el sentido de la veta (de otra forma la partiríamos)
  •      El resultado es mejor con maderas duras (haya, roble, nogal…) que con maderas blandas, que además presentan menos veta (pino, abeto, abedul, chopo…)

Una vez que hayamos terminado de cepillar la madera, retiraremos todas las virutas y el serrín (un secador de pelo viene muy bien en este caso) y aplicaremos un barniz o una cera protectora... ¡y listo! ¿Qué os parece el resultado?

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Hoy os traemos una idea muy original para dar a un mueble de madera un acabado absolutamente único. El proceso es válido para mesillas, mesas de centro o auxiliares, cajas (como en nuestro caso) y, en general, para cualquier mueble de madera al que queramos dar un aire distinto.

La idea consiste en aplicar una capa de Aguaplast Masilla Plástica a sobre la superficie para darle un acabado parecido a la melamina, aunque en este caso es mate y mucho más vistoso. Estos son los pasos a seguir.

Ya tenéis un mueble (¡o una caja) completamente original. ¿Qué opináis del resultado?

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Renovar muebles no tiene por qué ser una tarea muy complicada que requiera gran cantidad de materiales. A veces, tan solo necesitas volver a hacer que el mueble destaque por sí mismo.

Para ello, te proponemos una idea de restauración. Reparar las partes en mal estado y sellar la madera para que dure mucho más tiempo. Estos son algunos de los pasos que tienes que seguir

 

Y ya está. Ya verás como ahora tu mueble parecerá otro y durará un montón de años más.

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hace poco hablamos de un curioso método para darle a un mueble de madera antiguo un aspecto peculiar y único. Hoy te traemos otro tip de decoración para el mismo tipo de mueble; uno que, por cierto, cada vez está más de moda: la decoración geométrica.

Básicamente, la decoración geométrica consiste en aplicar pintura en patrones que puedes obtener, bien mediante plantillas, bien a base de cinta de carrocero y mucha imaginación. Los diseños que se pueden conseguir sólo dependen de tu imaginación y lo mismo ocurre con las combinaciones de color.

En cuanto al proceso en sí, es sencillo, sólo tienes que seguir estos pasos.

Y ya está, he aquí un mueble completamente único. Y es que una cosa es segura: ¡no hay otro igual en el mundo!

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies cuando un usuario navega por sus páginas web. Las cookies utilizadas por el sitio web son ficheros enviados a un navegador web a través de un servidor web para registrar las actividades de los usuarios en el sitio web y permitir que más fluida, navegación personalizada. Privacidad

Aceptar