Estás utilizando un navegador obsoleto

Es posible que debido al navegador que estás usando, algunas páginas de esta web no se vean de manera óptima, por lo que te recomendamos que utilices Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11. Muchas gracias.

Soluciones prácticas de bricolaje, reparación y tratamiento de superficies.

Un papel pintado con case (también llamado raccord o rapport) es aquel que tiene un dibujo o un patrón que se repite y que debe hacerse coincidir entre tiras a fin de que no quede interrumpido. Es decir, que los motivos que se cortan en los bordes de la tira deben ajustarse con los de la tira siguiente. Hacerlos coincidir no tiene mayor dificultad, pero al buscar el punto exacto en el que el patrón se repite, necesariamente se producirá cierta pérdida de papel. Algo que no ocurre cuando colocamos papel liso.

Tranquilos, es mucho más fácil de hacer que de decir. Estos son los pasos que debéis seguir.

Como veis, tampoco hay un gran secreto detrás del papel con case, más allá de tener en cuenta que en cada tira que coloquemos tendremos que contar con cierta pérdida de material.

tags

Decoración Dormitorio Salón

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Si quieres dotar a tu casa de personalidad, qué mejor opción que colocar un papel pintado. ¡Anímate y dale un toque diferente a tu hogar!

En tu centro de bricolaje (o incluso por Internet) puedes encontrar numerosos papeles pintados. Te sugerimos que si el papel tiene un patrón o colores brillantes sólo lo uses sobre una pared, así evitaremos el cansancio visual a la par que damos profundidad a la estancia. Si por el contrario los colores son claros o pasteles, puedes ponerlo en toda la habitación.

Una vez tengas el papel que necesitas, te recomendamos seguir los siguientes pasos a la hora de empapelar. ¡Ya verás que no es tan difícil como parece!

 

tags

La manera más rápida de retirar papel pintado (si no contamos con una decapadora de vapor) consiste en mojarlo y raspar a continuación con una espátula. Sin embargo, todo aquel que haya afrontado esta tarea se habrá encontrado con que, a poco que haga algo de calor, el agua se seca rápidamente, con lo que enseguida nos encontramos aplicando más y más agua, una y otra vez.

Por suerte, existe un sencillo método que nos evitará este pequeño problema. El truco consiste en añadir un poco de cola de empapelar al cubo de agua con el que vamos a empapar el papel viejo. Un pequeño chorrito será suficiente. De esta forma cambiamos su consistencia y dificultamos su evaporación. Así, descubriremos que la pared sigue mojada después de varias horas, con lo que ya podemos aplicarnos a la tarea de raspar con la espátula sin tener que empaparla cada dos por tres.

¡Lo interesante de este truco es que es igualmente válido para ablandar las puntas del gotelé y poder retirarlo más fácilmente! Estad atentos porque próximamente hablaremos de ello.

 

 

 

tags

Dicen que los cuatro años que Miguel Ángel pasó pintando la bóveda de la Capilla Sixtina fueron los más miserables y desgraciados de su vida. Y es que, ciertamente, pintar un techo, aunque sea todo de blanco, puede ser una tarea desgraciada si no se toman algunas precauciones…

tags

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies cuando un usuario navega por sus páginas web. Las cookies utilizadas por el sitio web son ficheros enviados a un navegador web a través de un servidor web para registrar las actividades de los usuarios en el sitio web y permitir que más fluida, navegación personalizada. Privacidad

Aceptar