Estás utilizando un navegador obsoleto

Es posible que debido al navegador que estás usando, algunas páginas de esta web no se vean de manera óptima, por lo que te recomendamos que utilices Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11. Muchas gracias.

Soluciones prácticas de bricolaje, reparación y tratamiento de superficies.

 

Las fisuras, esas grietas minúsculas y poco profundas que suelen aparecer en las paredes de casa, pueden resultar difíciles de eliminar. Al ser tan pequeñas, a veces es difícil lograr que el producto se introduzca en ellas. Además, al taparlas con una masilla normal es posible que vuelvan a aparecer encima. ¡Pero no te preocupes, con nuestro tutorial podrás reparar tu pared y evitar que esas feas fisuras vuelvan a aparecer de una vez por todas!

Antes de comenzar, conviene identificar si las fisuras son del soporte (la propia pared) o sólo de la pintura. Si observas que la fisura se encuentra ligeramente abombada, quizá sea debido a un mal estado de la pintura. En ese caso retírala con ayuda de una espátula (si es pintura plástica) o mojando la pintura y retirándola posteriormente (si se trata de pintura al temple). Luego puedes tapar la imperfección con masilla tal y como te hemos enseñado aquí.

Raspar pintura

 Si es un problema de soporte es conveniente arreglarlo desde la base, ya que si tan sólo pintamos encima la fuerza de los materiales acabará volviendo a hacer que estas fisuras aparezcan de nuevo.

Solucionarlo es fácil. Con la ayuda de una cinta de fibra de vidrio  (que podrás encontrar en tu ferretería o centro de bricolaje) y una masilla podrás evitar que el desperfecto vuelva a mostrarse. Tan solo introdúcela dentro del producto mientras se encuentre aún fresco y de forma que ocupemos toda la fisura.

Pasos embutir cinta fisuras

Como alternativa a la cinta de fibra de vidrio, puedes aplicar sobre el desperfecto directamente Aguaplast Fibra, ya que se trata de una masilla flexible formado por fibras y que por lo tanto resiste la presión de materiales evitando que la masilla se agriete. ¡Además no requiere ningún refuerzo extra!

Aplicar producto sobre pared

Aplica tantas capas encima de la fisura como necesites, siempre respetando los tiempos de secado entre cada una.

Una vez se haya secado todo, podemos alisar la pared para dejarla lo más lisa posible. Tras limpiar la superficie de los restos de polvo del lijado, puedes pintar encima para garantizar un acabado perfecto.

Escoger herramientas

¡Esa fisura no volverá a aparecer más!

.

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies cuando un usuario navega por sus páginas web. Las cookies utilizadas por el sitio web son ficheros enviados a un navegador web a través de un servidor web para registrar las actividades de los usuarios en el sitio web y permitir que más fluida, navegación personalizada. Privacidad

Aceptar