Estás utilizando un navegador obsoleto

Es posible que debido al navegador que estás usando, algunas páginas de esta web no se vean de manera óptima, por lo que te recomendamos que utilices Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11. Muchas gracias.

Soluciones prácticas de bricolaje, reparación y tratamiento de superficies.

 

¿Quieres llevarte un pedazo de naturaleza a tu casa? Hoy te traemos un tutorial para llenar de vida las paredes de tu hogar, ¡los jardines verticales!

Jardín vertical

Un jardín vertical es la forma ideal de ser original sin ocupar demasiado espacio, ya que te permitirá agrupar un montón de plantas en muy poco sitio al mismo tiempo que consigue llamar la atención de todas las visitas.

Te recomendamos que para este jardín utilices plantas suculentas o cactus, ya que almacenan grandes cantidades de agua y necesitan pocos cuidados. Además, son de muy fácil trasplante y florecen sobre casi cualquier terreno.

Plantas suculentas

Ejemplo de plantas suculentas

Crear este original elemento decorativo es muy sencillo, tan solo has de seguir estos pasos:

  • Paso 1: prepara el soporte. Escoge una caja del tamaño que creas adecuado para empezar tu jardín.

Decoración primaveral

A continuación, coge una malla cuadriculada de balcón o jardín (que podrás encontrar en tu centro de bricolaje) y recórtala de forma que encaje con el tamaño de la caja. De esta forma evitaremos que la tierra se desprenda una vez colocada sobre la pared.

Une la malla a la caja clavando chinchetas o puntas para que permanezca en su sitio. Si quieres darle un aspecto más cuidado, puedes pegar marcos del tamaño del perímetro de la caja encima de los bordes de la malla.

Si prefieres pensar a lo grande puedes utilizar un palé o caja de fruta, forrándolos por dentro con plástico e introduciendo tierra compacta en su interior.

  • Paso 2: abre pequeños agujeros en el centro de cada cuadrado de la maya. Introduce en ellos las plantas y vuelve a rodearlas de tierra. ¡No te olvides de compactarla para evitar que luego se desprenda!
  • Paso 3: coloca unos ganchos detrás de la caja para poder colgarla sobre la pared fácilmente.

Cuando notes que el suelo está seco, puedes descolgar la caja para regar las plantas o utilizar un pulverizador de agua para rociarlas.

Si los cactus no son lo tuyo, puedes probar a utilizar otro tipo de plantas como las enredaderas o las hiedras, que además de ser resistentes crearán un curioso efecto al crecer hacia abajo.

 

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies cuando un usuario navega por sus páginas web. Las cookies utilizadas por el sitio web son ficheros enviados a un navegador web a través de un servidor web para registrar las actividades de los usuarios en el sitio web y permitir que más fluida, navegación personalizada. Privacidad

Aceptar