Estás utilizando un navegador obsoleto

Es posible que debido al navegador que estás usando, algunas páginas de esta web no se vean de manera óptima, por lo que te recomendamos que utilices Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11. Muchas gracias.

Soluciones prácticas de bricolaje, reparación y tratamiento de superficies.

A veces, una puerta que ha cerrado perfectamente durante años, deja de hacerlo casi de la noche a la mañana. En realidad raramente es un proceso tan rápido, y si lo es, la solución suele pasar por revistar las bisagras, que puede ser que se hayan aflojado. Pero como decimos, a menudo el problema va creciendo poco a poco, de manera imperceptible, hasta que un día nos damos cuenta de que la puerta no encaja como debería.

Esto se puede producir porque el marco de la puerta se haya movido, de manera que ya no está perfectamente escuadrado, o bien porque la propia puerta haya absorbido humedad. De hecho, puede incluso que en puertas ajustadas al milímetro, ese rozamiento se produzca solamente los días en los que hay más humedad en el ambiente.

De cualquier manera, las solución en estos casos pasa por cepillar o rebajar la puerta. Así es como se hace:

Como se ve, no se trata de un trabajo excesivamente complicado y, teniendo en cuenta lo molesto que es que una puerta no encaje bien, desde luego compensa.

 

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Te puede interesar

Colocando rodapiés o zócalos

Los rodapiés son unos elementos bastante útiles si quieres evitar las rozaduras de los zapatos en la pared o facilitar la limpieza de las habitaciones. También pueden ser una buena opción para darle ese toque diferenciador a tu casa.

En el mercado encontrarás diferentes tipos de zócalos, desde los más clásicos a los más innovadores y en todo tipo de materiales y formas.

Si el suelo de tu hogar es de madera, puedes complementar la decoración colocando un rodapié de este material en la misma tonalidad. También puedes instalar listones de colores oscuros sobre paredes claras, lo que te permitirá resaltar el espacio.

 

Zócalo pared

 

Si tu casa es pequeña puedes hacerla más acogedora utilizando maderas claras o colores pastel, ya que así los zócalos se integran con las paredes creando un espacio aparentemente más amplio.

Para instalarlos, empieza por limpiar la pared sobre la que vas a trabajar con un paño. Si estás retirando algún rodapié viejo, despégalo lentamente. Observarás desperfectos y restos de pegamento sobre la pared una vez retirado, pero no te preocupes. Tan solo aplica masilla encima para alisar la superficie y facilitar el pegado posterior del nuevo zócalo. Si quieres saber cómo hacerlo, aquí te lo explicamos.

A continuación te recomendamos utilizar un producto especial para fijar elementos, Fija Todo. Este producto es una masilla-cola que permite fijar sobre superficies sin necesidad de clavos o tornillos. Además, es muy duradera y fácil de usar, ¡así que anímate a probarlo!

 

Instalando rodapiés

 

Agita y amasa el contenido del bote antes de utilizar el producto. Una vez hecho esto, aplícalo en la cara del rodapié que irá contra la pared. Puedes hacerlo en forma de S para garantizar un reparto homogéneo del producto.

Para terminar, sitúa el listón en la zona de la pared donde quieras colocarlo procurando aplicar algo de fuerza. Con este producto tienes un tiempo de corrección para mover el listón en caso de que no te guste cómo ha quedado colocado.

¡Y ya está! ¿Quién hubiera dicho que esta reforma iba a costar tan poco?

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Las esquinas de nuestra casa pueden sufrir golpes o rozaduras con el paso del tiempo. Estos desperfectos pueden afear la pared y en ocasiones ir a peor. Tras haber arreglado las esquinas, la mejor manera de protegerlas es utilizar una cantonera, bien sea de metal, madera o plástico. De esta manera repararemos el problema y evitaremos que vuelva a producirse. Además, las cantoneras pueden a llegar a ser un elemento decorativo que dote de personalidad a tu pared. Tan solo has de elegir el color y el material más adecuados.

Si las paredes son de colores cálidos, te aconsejamos utilizar cantoneras de madera (clara si quieres resaltar la esquina u oscura si no). Para paredes de tonos fríos utiliza cantoneras de plástico de color blanco o de madera clara en tonos pastel. Para superficies negras y grises puedes probar con cantoneras de metal, lo que seguramente le dará un aire sofisticado a la sala.

¡Así de fácil! Has logrado reparar la esquina y asegurado que nunca más mostrará ninguna clase de desperfecto.

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Las superficies externas de nuestro hogar son las que más sufren. Esquinas exteriores de puertas y ventanas, cornisas, muros de jardín, paredes… todos estos elementos son más propicios a mostrar desperfectos, ya que sufren directamente los efectos de estar expuestos a la intemperie.

Hoy te enseñamos cómo reparar todos los desperfectos externos con Aguaplast Exterior.

¡Y ya está!

tags

¿Quieres ser el primero en comentar?

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies cuando un usuario navega por sus páginas web. Las cookies utilizadas por el sitio web son ficheros enviados a un navegador web a través de un servidor web para registrar las actividades de los usuarios en el sitio web y permitir que más fluida, navegación personalizada. Privacidad

Aceptar